infor-eam-ssaven-gestion-activos-empresariales

Publicado por & archivado en Novedades Infor.

La práctica eficiente de la administración de los activos empresariales ahorra dinero y provee poder de decisión.

El sector de industrial ha tenido un importante crecimiento en la región durante este año 2015.  Este crecimiento ha promovido la creación de nuevos centros de producción y distribución que deben ser dimensionados adecuadamente al tamaño de la operación.  La gestión de activos empresariales ofrece a su negocio el poder para sostener sus planes de crecimiento a largo plazo, mediante la medición integrada de los costos de administración y mantenimiento de la infraestructura actual, y en el cumplimiento de políticas dirigidas a minimizar el impacto de la no disponibilidad de los activos, tanto móviles como fijos, que constituyen la columna vertebral de la actividad de su empresa

Gestión de Activos Empresariales (EAM)

La tecnología EAM ayuda a conseguir un mejor retorno de inversión (ROI) a la vez que:

  • Proveen la habilidad de administrar los equipos en tiempo real.  Conocer la disponibilidad de los activos productivos y de distribución en todo momento representa una ventaja competitiva que permite disponer de un entorno con capacidades equilibradas que responda a una demanda de crecimiento sostenible.
  • Facilita mayor agilidad.  Los encargados de tomar decisiones estarán mejor preparados para reacciona rápidamente a los cambios del entorno, ayudando a la organización a ahorrar dinero y evitar el desarrollo de procesos de control aislados y frecuentemente complejos que frenan el crecimiento de la organización.
  • Mejora en control de la calidad.  Los usuarios tienen mayor visibilidad de todos los activos de la empresa ayudando a detectar pérdidas de energía, o evitando la programación inadecuada del mantenimiento al canalizar las fallas o posibles fallas de forma inmediata, sobre todo en entornos donde las barreras geográficas o económicas pueden significar grandes demoras en su solución.
  • Habilita un proceso de toma de decisiones superior.  Con un conocimiento profundo del estado del funcionamiento de los equipos y las actividades de mantenimiento predictivo, se pueden tomar mejores decisiones estratégicas acerca de cómo balancear el programa de producción minimizando tiempos de parada.

Cuando los encargados de la toma de decisión comienzan a considerar la implementación o la actualización de la tecnología EAM actual, se deben tomar numerosos factores importantes.  Apartar el presupuesto para los sistemas de gestión de los activos significa más que la simple inversión en equipos de mantenimiento, significa también invertir en objetivos estratégicos y recursos que promuevan el éxito futuro para la organización.

Los indicadores de gestión (KPIs), como las incidencias por hora o costos de energía por volumen de producción, deben ser establecidos desde la información disponible en la planta y en apoyo al sistema que promueve las metas de la organización. Emplear recurso humano que trabaje muy cerca de los activos y su desempeño para crear o alterar procesos también es crítico, y debe hacerse desde una visión global, que permita medir el impacto en las actividades diarias, además de asegurar el desarrollo de prácticas gerenciales diseñadas a incrementar la eficiencia y la productividad.

 

Los comentarios están cerrados.