Infor EAM

Publicado por & archivado en Novedades Infor.

En el mantenimiento preventivo industrial, el objetivo fundamental es reducir los costos asociados a las averías actuando antes de que surjan. Normalmente se hace sustituyendo piezas de desgaste antes del fin de su vida útil. Infor Gestión de Activos Empresariales (Infor EAM) permite planificar la inversión en mantenimiento preventivo, enfocándose en los aspectos clave que el activo o instalación requiere para trabajar de forma correcta en todo su ciclo de vida.

También puede tratarse de acciones de rutina: como la limpieza o lubricación. El ejemplo más claro es el mantenimiento de vehículos, en los que se sustituye aceite, correas, filtros y otros elementos de forma programada, antes de que su desgaste provoque averías.

Al conocer previamente los recursos necesarios, se puede planificar una parada preventiva que afecte lo menos posible a la producción.  El verdadero reto es lograr controlar todos los requerimientos, programar el consumo de repuestos y la disponibilidad del personal calificado para labores de mantenimiento.  El énfasis en facilitar la implementación del plan de mantenimiento preventivo supone la reducción de las actividades de urgencia o elevados costos de fallos imprevistos de nuestros activos empresariales.

Infor EAM

Infor EAM permite lograr el éxito de su plan de mantenimiento preventivo

En la práctica, implantar un programa de mantenimiento preventivo desde cero es bastante complicado. Lleva bastante tiempo, y hace falta ir corrigiendo muchos procedimientos.  Resulta muy arriesgado implementar hojas de cálculo o sistema incipientes de planificación porque todos los problemas e imprevistos aparecen a la vez, y se abandonan los esfuerzos, generando mucho malestar y pérdida de tiempo.

Para lograr con éxito la puesta en marcha de su sistema de mantenimiento preventivo, debe aceptar que controlar todo el ciclo de vida de los activos empresariales es un proceso necesario. Progresivamente, empezando por los procedimientos que evitan las acciones correctivas más graves, por seguridad, costes o recursos dedicados. Así se ven los resultados desde el primer día y aumenta el retorno de la inversión. Además, al ir evitando averías imprevistas, se gana tiempo que se puede aplicar en implantar otros procedimientos.

Los comentarios están cerrados.